Imagen Noticia Continental Elite

El futuro está aquí, ya se acerca la "Conducción automatizada"

09 de noviembre de 2015 - San Luis Potosí, SLP.

Imagen Compartir en Facebook Compartir Google Plus Continental Noticia Compartir Twitter Continental Noticia

Los tiempos cambian cada vez más radicalmente y el mundo se encuentra en un proceso donde el futuro que parecía lejano se percibe cada vez más cerca. El sector automotriz no está exento de este continuo cambio y las maneras en que se modificará ya deben empezar a considerarse, puesto que la conducción automatizada se antoja próxima.

Empresas como Uber, Tesla, Google y Apple ya se encuentran valorando del cambio radical que se avecina para los automóviles. Los pods autónomos están a poco tiempo de convertirse en una realidad y marcar el comienzo de una nueva era en el sector automotriz.

Se dice que podría hacer una división en el mundo del automóvil, clasificándose únicamente en tres tipos de vehículos. La primera clase es apenas parte de la ficción, pues consiste en los pods autónomos bajo un régimen de alquiler temporal. En palabras más amables, la idea es básicamente ir del punto A al punto B en cualquier ciudad. Por medio de una app para smartphone se solicita un pod con todas las especificaciones del traslado, aparece el móvil -sin conductor- y realiza el viaje, como el pago se realiza por la aplicación, ya no existe otra característica por la que preocuparse.

La segunda opción es básicamente lo mismo, pero aquí el pod autónomo es privado. El proceso es exactamente el mismo que en la primera clasificación, con la diferencia de que en esta el pod se las ingeniará para poder estacionarse. Aunque esta opción suena poco práctica para la dinámica que se avecina, la necesidad del ser humano por "tener y mostrar" provocará que más de uno quiera conservar la propiedad.

Finalmente, el tercer tipo de automóviles estará compuesto por el tradicional. A pesar de tratarse de los coches de toda la vida, será evidente que se encontrarán en una decadencia total, aunque sigan incorporando funciones de conducción automática, ya no gozarán de la misma posibilidad.

Este cambio en el sector automotriz traerá una serie de modificaciones a la vida que conocemos actualmente. La población joven se encuentra cada vez menos interesada en los automóviles al uso por lo que la llegada de los pods autómatas podría provocar la eventual desaparición de las ventas de automóviles en las grandes urbes.

El sistema de taxis podría desaparecer por completo. La seria amenaza que representa Uber en la actualidad, es una prueba de que la creación de pods auto-piloteados podría superar de manera exponencial este servicio, provocando completamente su eterna desaparición.

Al ser modelos de un solo uso, los pods disminuirían la cantidad de gases contaminantes en las ciudades y, con el paso del tiempo, modelos de negocios como los aparcamientos quedarán en el pasado. Una solución a ese escape de recaudación, podría ser convertir dichos espacios en puestos para recargar los pods, que evidentemente habrán dejado a un lado el consumo de combustibles fósiles por un método más ecológico.

Aunque pareciera aún una serie de ideas sin sentido y alejadas de la realidad, lo cierto es que los pods podrían estar más cerca de lo que pareciera. En ese orden de ideas, las empresas que puedan adaptarse a este nuevo paradigma de movilidad se encontrarán ante una oportunidad única de mercado y lograrán evitar la muerte lenta y dolorosa de aquellas que no sepan lidiar con la modernización.